Comprensión de la hidradenitis supurativa

Hidradenitis supurativa: descripción general completa que cubre las causas, los síntomas y los tratamientos, que pueden incluir cirugía. Descripción general

La hidradenitis supurativa (hi-drad-uh-NIE-tis sup-yoo-ruh-TIE-vuh) es una afección cutánea rara y prolongada que presenta pequeños bultos dolorosos debajo de la piel. Por lo general, se desarrollan donde la piel se frota, como las axilas, la ingle, entre las nalgas y debajo de los senos. Los bultos pueden romperse y oler o causar túneles debajo de la piel.

La hidradenitis supurativa tiende a comenzar después de la pubertad. Puede persistir durante muchos años y empeorar con el tiempo, con graves efectos en su vida diaria y bienestar emocional. El diagnóstico y el tratamiento tempranos pueden ayudar a controlar los síntomas, evitar que se formen nuevos bultos y prevenir complicaciones, como cicatrices o depresión.

Síntomas

La hidradenitis supurativa ocurre comúnmente alrededor de los folículos pilosos con muchas glándulas sebáceas y sudoríparas, como en las axilas, la ingle y el área anal. También puede ocurrir donde la piel se roza, como la parte interna de los muslos, debajo de los senos y entre las nalgas. La hidradenitis supurativa puede afectar un lugar o varias áreas del cuerpo.

Los signos y síntomas de la hidradenitis supurativa incluyen:

  • Espinillas Las pequeñas áreas de piel con hoyos que contienen puntos negros, que a menudo aparecen en pares o en un patrón de "dos cañones", son una característica común.
  • Bultos rojos y sensibles. Estos bultos a menudo se agrandan, se abren y drenan pus. El drenaje puede tener olor. La picazón y el ardor pueden acompañar a las protuberancias. Suelen aparecer en zonas donde la piel se roza con la piel.
  • Bultos dolorosos del tamaño de un guisante. Estos bultos duros, que se desarrollan debajo de la piel, pueden persistir durante años, agrandarse e inflamarse.
  • Túneles. Con el tiempo, se pueden formar tractos que conectan los bultos debajo de la piel. Estas heridas se curan muy lentamente, si es que lo hacen, y pueden gotear pus.

La hidradenitis supurativa generalmente comienza entre la pubertad y los 40 años con un solo bulto doloroso que persiste durante semanas o meses. Para algunas personas, la enfermedad empeora progresivamente y afecta a múltiples áreas de su cuerpo. Otras personas experimentan solo síntomas leves. El exceso de peso, el estrés, los cambios hormonales, el calor o la humedad pueden agravar los síntomas. En las mujeres, la gravedad de la enfermedad puede disminuir después de la menopausia.

Cuando ver a un doctor

La detección temprana de la hidradenitis supurativa es clave para obtener un tratamiento eficaz. Consulte a su médico si su condición:

  • Es doloroso
  • No mejora en unas pocas semanas.
  • Vuelve a las semanas de tratamiento
  • Aparece en varios lugares
  • Recurre a menudo

Si ya recibió un diagnóstico de hidradenitis supurativa, tenga en cuenta que los signos de advertencia de un brote de enfermedad (recurrencia) suelen ser similares a los que ocurrieron originalmente. También preste atención a cualquier signo o síntoma nuevo. Estos pueden indicar una recurrencia o una complicación del tratamiento.

Causas

La hidradenitis supurativa se desarrolla cuando los folículos pilosos se bloquean e inflaman. Nadie sabe exactamente por qué ocurre este bloqueo. Los factores que pueden influir son las hormonas, el síndrome metabólico, la genética, una respuesta irregular del sistema inmunológico, el tabaquismo y el exceso de peso.

La hidradenitis supurativa no es causada por una infección y no se puede transmitir sexualmente. No es contagioso y no se debe a una mala higiene.

Factores de riesgo

Los factores que pueden aumentar su riesgo pueden incluir:

  • Edad. La hidradenitis supurativa ocurre con mayor frecuencia en mujeres entre las edades de 20 y 29. Una edad de inicio temprana puede estar asociada con el desarrollo de una enfermedad más extendida.
  • Tu sexo Las mujeres tienen más probabilidades de desarrollar hidradenitis supurativa que los hombres.
  • Historia familiar. La tendencia a desarrollar hidradenitis supurativa puede heredarse.
  • Tener ciertas otras condiciones. La hidradenitis supurativa puede asociarse con varias otras afecciones, que incluyen artritis, acné severo, obesidad, enfermedad inflamatoria intestinal, enfermedad de Crohn, síndrome metabólico y diabetes.
  • De fumar. Fumar tabaco se ha relacionado con la hidradenitis supurativa.
Complicaciones

La hidradenitis supurativa persistente y grave a menudo causa complicaciones, que incluyen:

  • Infección. El área afectada es susceptible a infecciones.
  • Cicatrices y cambios en la piel. Las heridas pueden sanar, pero dejan cicatrices en forma de cuerda, piel con hoyos o parches de piel más oscuros de lo normal.
  • Movimiento restringido. Las llagas y el tejido cicatricial pueden causar un movimiento limitado o doloroso, especialmente cuando la enfermedad afecta las axilas o los muslos.
  • Drenaje linfático obstruido. Los sitios más comunes de hidradenitis supurativa también contienen muchos ganglios linfáticos. El tejido cicatricial puede interferir con el sistema de drenaje linfático, lo que puede provocar hinchazón en los brazos, las piernas o los genitales.
  • Aislamiento social. La ubicación, el drenaje y el olor de las llagas pueden causar vergüenza y desgana para salir en público, lo que lleva a la tristeza o la depresión.
  • Cáncer. En raras ocasiones, los pacientes con hidradenitis supurativa avanzada pueden desarrollar carcinoma de células escamosas en la piel afectada.
Diagnóstico

Su médico le preguntará acerca de sus signos y síntomas, examinará la piel afectada y tomará su historial médico.

No se dispone de ninguna prueba de laboratorio para diagnosticar la hidradenitis supurativa. Pero si hay pus o secreción, su médico puede enviar una muestra del líquido a un laboratorio para su análisis y descartar una infección por forúnculo u otros trastornos de la piel.

Tratamiento

No existe cura para la hidradenitis supurativa. Pero el tratamiento temprano y a largo plazo puede ayudar a controlar el dolor, promover la cicatrización de heridas, evitar que se formen nuevos bultos y prevenir complicaciones.

Hay varias opciones de tratamiento disponibles. Hable con su médico sobre los riesgos y beneficios de cada uno y qué combinación de cuidados personales, medicamentos o procedimientos quirúrgicos es la adecuada para usted.

Medicamentos

Su médico puede recetarle uno o más de los siguientes tipos de medicamentos:

  • Fármacos tópicos y orales. Estos incluyen antibióticos y medicamentos derivados de la vitamina A (retinoides).
  • Otros fármacos que reducen la inflamación. La inyección de medicamentos esteroides directamente en el nódulo sensible puede reducir la inflamación. Los esteroides orales, como la prednisona, también pueden ayudar. Pero el uso prolongado de prednisona tiene muchos efectos secundarios, incluido el adelgazamiento de los huesos (osteoporosis).
  • HormonasLos estudios pequeños que comparan los antibióticos orales con la terapia hormonal mostraron que la terapia hormonal es tan eficaz como los antibióticos en el tratamiento de las llagas de la hidradenitis supurativa. Se necesitan más estudios. La terapia hormonal no es adecuada para mujeres embarazadas debido al riesgo de efectos secundarios.
  • Medicamentos que inhiben el sistema inmunológico. Algunos de estos medicamentos se muestran prometedores en el tratamiento de la hidradenitis supurativa. Los biológicos son inhibidores del TNF y funcionan neutralizando una proteína del sistema inmunológico conocida como factor de necrosis tumoral (TNF). Los investigadores continúan evaluando estos y otros medicamentos similares. Los posibles efectos secundarios incluyen un mayor riesgo de infección, insuficiencia cardíaca y ciertos tipos de cáncer.
  • Analgésico. Si los analgésicos de venta libre no ayudan, su médico puede recetarle un tipo más fuerte. Los ejemplos incluyen un parche de fentanilo, codeína, morfina, gabapentina y pregabalina.
Cirugía y otros procedimientos.

La hidradenitis supurativa se puede tratar con varios abordajes quirúrgicos. El método utilizado depende de la extensión y ubicación de las heridas, entre otros factores.

  • Descubriendo los túneles. Este procedimiento, conocido como destecho, está ganando popularidad sobre la incisión y el drenaje. Su médico corta la piel y la carne que cubren los túneles interconectados. Por lo general, esta solución no tiene que repetirse.
  • Punch desbridamiento. Este procedimiento también se llama mini-destechamiento y puede usarse para extirpar un solo nódulo inflamado.
  • Incisión y drenaje. El drenaje quirúrgico puede ser una opción cuando la enfermedad afecta una sola área pequeña. Este tratamiento generalmente proporciona alivio del dolor a corto plazo, pero las llagas tienden a reaparecer.
  • Escisión con conservación de tejido con electrocirugía. Esta puede ser una opción para las personas con hidradenitis supurativa grave. Combina la escisión que conserva el tejido de la piel con el peeling electroquirúrgico (STEEP). El objetivo es eliminar el tejido enfermo y preservar el tejido sano. Se le administrará anestesia general para el procedimiento STEEP.
  • Remoción quirúrgica. El tratamiento quirúrgico de los síntomas recurrentes o graves implica la extirpación de toda la piel afectada. Puede ser necesario un injerto de piel para cerrar la herida. Incluso después de la cirugía, pueden aparecer llagas en otras áreas. En los hombres cuya afección involucra el área entre el ano y el escroto, casi siempre es necesaria la extirpación quirúrgica del escroto.
Medicina alternativa

Los suplementos de zinc que se toman a diario pueden ayudar a reducir la inflamación y prevenir nuevos brotes.

Preparándose para una cita

Puede comenzar por ver a su médico de atención primaria. Él o ella pueden derivarlo a un médico que se especialice en el tratamiento de enfermedades de la piel (dermatólogo). Dependiendo de la gravedad de su afección, su atención también puede involucrar a especialistas en cirugía colorrectal, cirugía plástica o enfermedades digestivas (gastroenterología).

Aquí hay información que lo ayudará a prepararse para su cita.

Lo que puedes hacer

Antes de su cita, haga una lista de:

  • Los síntomas que ha estado experimentando, incluidos los que pueden parecer ajenos al motivo por el que programó la cita.
  • Todos los medicamentos, vitaminas y suplementos que toma, incluidas las dosis.
  • Preguntas para hacerle a su médico

Para la hidradenitis supurativa, algunas preguntas básicas para hacerle a su médico incluyen:

  • ¿Cuál es la causa más probable de mis síntomas?
  • ¿Existen otras causas posibles?
  • ¿Necesito alguna prueba?
  • ¿Cuánto tiempo durará mi condición?
  • ¿Qué tratamientos están disponibles y cuáles recomiendan?
  • ¿Qué efectos secundarios puedo esperar del tratamiento?
  • ¿Esta condición está relacionada con otro trastorno médico?
  • ¿Tiene folletos u otros materiales impresos que pueda llevarme? ¿Qué sitios web recomiendas?
Qué esperar de su médico

Es probable que su médico le haga una serie de preguntas, como:

  • ¿Cuándo empezaron sus síntomas?
  • ¿Cómo se veían los bultos en la piel cuando comenzaron?
  • ¿Vuelven en los mismos lugares?
  • ¿Tus síntomas son dolorosos?
  • ¿Tus padres o hermanos han tenido este problema alguna vez?
  • ¿Qué, si es que hay algo, parece mejorar sus síntomas?
  • ¿Qué, si es que hay algo, parece empeorar sus síntomas?
  • ¿Fuma o usa productos de tabaco?
Estilo de vida y remedios caseros

La hidradenitis supurativa leve se puede tratar solo con medidas de cuidado personal. Pero el autocuidado también es un complemento importante para cualquier tratamiento médico que pueda estar recibiendo. Las siguientes sugerencias pueden ayudar a aliviar las molestias y acelerar la curación de las llagas:

  • Siga una rutina diaria de cuidado de la piel. Lave suavemente su cuerpo con un limpiador sin jabón como Cetaphil. Use solo sus manos, no toallitas, esponjas vegetales u otros artículos que puedan irritar la piel. Si le preocupa el olor, pruebe con un gel de baño antibacteriano. Luego, aplique una crema antibiótica de venta libre. También puede ser útil aplicar polvo absorbente adicional u óxido de zinc. El uso de antitranspirantes puede ayudar a mantener la piel seca. Deje de usar cualquier producto que irrite su piel.
  • Maneja tu dolor. Aplicar suavemente una toallita húmeda y tibia, una bolsita de té u otro tipo de compresa puede ayudar a reducir la hinchazón y aliviar el dolor. Déjelo encendido durante unos 10 minutos. Pídale a su médico que le recomiende el analgésico más apropiado. Y hable con su médico sobre cómo vestirse y cuidar adecuadamente sus heridas en casa.
  • Evite la ropa ajustada y los productos irritantes. Use ropa suelta y liviana para reducir la fricción. Algunas mujeres descubren que el uso de tampones en lugar de toallas sanitarias provoca menos fricción con la piel. Utilice detergentes y otros productos que no contengan perfumes, colorantes ni enzimas.
  • Evite lesionar la piel. Por ejemplo, no apriete las espinillas ni las llagas. Y deja de afeitarte la piel afectada.
  • Mantenga un peso saludable y manténgase activo. No tener un peso saludable puede empeorar los síntomas. Trate de encontrar actividades que no irriten su piel.
  • Considere modificar su dieta. En un estudio informal, 47 personas con hidradenitis supurativa abandonaron los productos lácteos y el azúcar y la harina procesados. De ellos, el 83 por ciento experimentó síntomas reducidos. Además, un estudio informó sobre 12 personas en tratamiento por hidradenitis supurativa que evitaron la cerveza y otros alimentos que contienen levadura de cerveza o trigo. Todos vieron que sus síntomas desaparecían en un año.
  • Evite todos los productos de tabaco. Si fuma, intente dejar de hacerlo. El tabaquismo y otros usos del tabaco pueden influir en el empeoramiento de la hidradenitis supurativa.
Afrontamiento y apoyo

Uno de los mayores desafíos de vivir con hidradenitis supurativa puede ser sobrellevar el dolor y la vergüenza. Las llagas dolorosas pueden afectar su sueño, movilidad o vida sexual. Si las llagas están drenando pus, pueden oler, a pesar de un buen cuidado personal. Puede sentirse ansioso y retraído, cohibido o deprimido.

Trate de encontrar apoyo entre su familia y amigos. También puede encontrar reconfortante la preocupación y la comprensión de otras personas con hidradenitis supurativa. Pídale a su médico que lo derive a un profesional de salud mental o información de contacto para un grupo de apoyo.

Tiempo de actualización: 2017-08-23

Fecha de publicación: 2006-09-22